Telequinesis con sabor a chocolate

Hace unos días quedé con mi amigo Jordi Virgili para montar la página web. No hicimos casi nada. La culpa la tiene el Scalextric que hay en su despacho. No un Scalextric cualquiera… si no uno que funciona con la mente. Para poder hacerlo sólo necesitas:

  • Scalextric
  • Ordenador
  • Arduino UNO
  • Protoboard
  • EMOTIV EPOC

¿Cómo funciona?

El aparato clave es el Emotiv EPOC, un electroencefalograma portátil con el cual han construido un puente entre un sistema de Slot Car y placa Arduino. Este proyecto consta de dos partes integradas entre si por un “programa” que los comunica. Por un lado, el Scalextric está conectado a una placa controlada por Arduino (que es una placa programable que gestiona piezas electrónicas). Por otro lado, el EEG (electroencefalograma) envía los datos a tiempo real al ordenador. Este ordenador guarda en la memoria una señal entrenada, y la compara con la actual por tal de “adivinar” en qué está pensado la persona que lo lleva puesto. Si la onda actual se parece a la que el ordenador ha captado en el momento del entrenamiento, el Arduino da corriente al ciruito activando el coche. Si el ordenador deja de detectar la similitud de esta señal… el coche se para. Si alguien siente curiosidad por las instrucciones, las podéis encontrar aquí (en inglés, eso sí): http://virgili.org/?page_id=40

Como nCaptura de pantalla 2015-03-13 a les 21.07.58o, no pude evitar jugar con el aparatito a ver que tal se nos daba. Virgili me contó que lo probaron con niños pequeños y comprobaron que las niñas eran capaces de mover el coche pensando en colores. Los niños, en cambio, tenían que pensar en acciones (por ejemplo “empujar”, “mover”).

Quisimos ver qué pasaba si una mujer adulta pensaba en un color. Nada. No se mueve.

Después seguimos experimentando con pensamientos abstractos tipo formas. Me concentré en una circunferencia y vi que sí, conseguía mover el coche… pero me costaba muchísimo.

Finalmente se me ocurrió pensar en algo que me encanta. El chocolate. Y pasó esto: https://instagram.com/p/z7Pf0uxjXy/?taken-by=lidiavivesphoto

Para parar lo que hacía era cantar y así conseguía distraerme. Subí el video a Facebook y una chica hizo una pregunta muy interesante: “¿Y qué pasa si cantas una canción relacionada con el chocolate?”.

Hicimos la prueba con la canción de Nocillahttps://instagram.com/p/z71VXARjTg/?taken-by=lidiavivesphoto

El coche paraba. Descubrimos que no era la palabra lo que movía el coche, si no el hecho de recordar el sabor. Al parecer nuestro cerebro activa distintas áreas al pensar en palabras y otras al recordar sabores.

Entre mi amigo y yo estamos planeando la forma de utilizar este invento para hacer algo artístico. Ya os iré contando 😛

**¡Por cierto! Aprovecho el post para decir que Luhu Editorial y yo vamos a sacar un libro con mis fotos (algunas inéditas) acompañadas de mis relatos. Estoy feliz y nerviosa 🙂

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s